CFF VIRTUAL

CONSULTAS SOLO EN LONDRES Y MANCHESTER

Mientras usted mantiene una conversación con el cirujano, nuestra especialista en Cirugía Virtual de Feminización Facial, Alexandra Hamer, estará realizando un estudio y modificación de varias de sus fotos delante de sus propios ojos, para que usted pueda ver en tiempo real los resultados potenciales de su feminización desde diferentes ángulos.

[two_third]

Este innovador enfoque, ha sido aplicado por primera vez por FACIAL TEAM a las consultas de CFF, con el afán de ayudar a las pacientes a entender los cambios que se pueden conseguir gracias a  la escultura ósea.

[/two_third] [one_third_last]

**Por favor, tenga en cuenta que los resultados virtuales tienen limitaciones y son una visión aproximada, que puede variar de los resultados finales reales

[/one_third_last]

Además de la recreación digital, Alexandra también le dará su opinión como experta, totalmente independiente a la de los cirujanos

Este enfoque integral en la consulta da a las pacientes una mejor perspectiva de su propio tratamiento.

The animation option:

[one_third][/one_third] [one_third]
[/one_third] [one_third_last]
[/one_third_last]

Click aquí para ver ¿qué fotos enviar?

La regla de la foto vista en su conjunto:

Si las pacientes de CFF y los cirujanos mirasen a la cara como una colección de pequeños detalles en vez de como un todo se encontrarían con un problema. En el caso de las pacientes,el de obsesionarse con la masculinidad de una característica concreta, cuando en realidad el aspecto general puede ser a la vez atractivo y femenino. Casi todo el mundo tiene algunas características del sexo opuesto y es muy raro ver un rostro de mujer que sea completamente femenino en todos los aspectos.

La CFF nunca debe ser un método para crear una cara totalmente nueva o copiar la de otra persona. Debe basarse en revelar la versión femenina de la cara que las pacientes hubieran tenido si hubieran nacido mujer.

Belleza:

Este es un aspecto muy subjetivo, la belleza es siempre una consideración en la CFF y siempre que se feminiza un rostro y sus características, automáticamente se consideran la belleza y la armonía de esa cara y sus características …Sin embargo debemos saber que la cuantificación de la belleza está llena de controversia y no hay consenso de opinión.

Al final, nos quedamos con el viejo dicho que dice que ”la belleza está en el ojo del espectador”. Un buen ejemplo de ello sería la cara de Audrey Hepburn, extraordinariamente bella a pesar de ser técnicamente imperfecta. Tenía una nariz que estaba lejos de ser la nariz perfecta, con los orificios muy altos, sus cejas eran también muy gruesas y su mentón era inusualmente pequeño y, sin embargo, en ella resultaba exquisito.

En palabras de Francis Bacon: ”No hay belleza excelente que no tenga alguna extrañeza en la proporción”

Trastorno dismórfico corporal (TDC):

“Acepte que la percepción de su propio rostro puede ser engañosa”

Este tipo de visión poco realista, y negativa, de su cuerpo o partes del mismo puede ser a menudo un problema psicológico muy común que se llama ”trastorno dismórfico corporal” (TDC). Sospecho que es un problema que afecta a menudo a pacientes transexuales, y al que son bastante propensos. El hecho de vivir tantos años atrapada en el cuerpo equivocado y detrás de la cara equivocada te puede llevar fácilmente a la costumbre de mirarte a ti misma con disgusto. Lo que ocurre es que no se puede arreglar el TCD con cirugía, ya que el problema no es como la paciente es en realidad, si no como ella se ve a si misma. Finalmente, la cirugía puede ser la opción para solucionar los problemas reales que existan, pero el trastorno dismórfico corporal debe ser resuelto

Acerca de Alexandra Hamer

[one_half]

En cierto modo, este es un tema que he estado investigando desde mi infancia. Como el niño, con la anomalía de género que fui, desde bien temprano mostré un interés particular en las diferencias masculinas y femeninas a todos los niveles. Conforme fui creciendo empecé a interesarme por la anatomía, la arqueología y el arte, y todas estas disciplinas me sirvieron de mucho a la hora de aprender sobre la CFF. De la arqueología me quedo con la técnica de los arqueólogos señalando las diferencias entre un cráneo másculino y uno femenino, de un libro médico me fijaría en las barbillas másculinas y sus descripciones, y del mundo del arte me fijaría en la maestría de un artista para resaltar una sonrisa femenina. Haberme fijado en estos detalles me ha hecho conocer a fondo la esencia de la CFF.

[/one_half] [one_half_last]

Yo también soy artista, y como tal he estudiado un gran número de imágenes del antes y el después, esta base de conocimiento unido a mi experiencia en la restauranción digital de fotografias me permite realizar estas simulaciones con un razonable grado de confianza.

He estado haciendo CFF virtual desde 2002 y en el 2010 ya había trabajado en cerca de mil caras. Sigo perfeccionando mis técnicas y mis habilidades de evaluación. Siempre he aportado mis conocimientos y experiencia juntos en mis tesis de feminización facial.

[/one_half_last]