La cirugía del labio o queiloplastia

Los labios con un aumento natural de su volumen ayudan a conseguir un rostro más femenino y un aspecto más juvenil

 

Género de los labios

El rostro masculino normalmente tiene el labio superior largo con poca o nula visibilidad de los dientes superiores (incisivos centrales y laterales). La cara femenina se caracteriza por una distancia más corta entre la base de la nariz y el labio superior, lo que origina una mayor visibilidad de los dientes. Esta característica es sumamente femenina y juvenil, ya que con el paso del tiempo el labio superior tiene tendencia a descolgarse y a cubrir los dientes. En relación al bermellón (zona roja), se considera más femenino cuando éste presenta cierto volumen y proyección.

 

La feminización de los labios

Elevación del labio o liplift

En el procedimiento de elevación del labio superior se extrae un segmento de piel por debajo inmediatamente de la nariz, de esta manera el labio superior se vuelve más corto, por lo que conseguimos las siguientes ventajas:

El labio se evierte parcialmente de manera parcial con lo que el área del bermellón se hace más visible.

La curvatura resultante aumenta la proyección de los labios.

Los dientes superiores pueden estar expuestos unos 3 o 4 mm. La incisión queda oculta en las fosas nasales, en un abordaje similar al realizado en una rinoplastia.

En caso de que sea necesario una rinoplastia con estrechamiento de las fosas nasales, el liplift será llevado en un segundo tiempo (de 3 a 6 meses después de la cirugía) para evitar problemas de vascularización en las zonas de cruce de las incisiones.

Elevación del labio o liplift

En el procedimiento de elevación del labio superior se extrae un segmento de piel por debajo inmediatamente de la nariz, de esta manera el labio superior se vuelve más corto, por lo que conseguimos las siguientes ventajas:

El labio se evierte parcialmente de manera parcial con lo que el área del bermellón se hace más visible.

La curvatura resultante aumenta la proyección de los labios.

Los dientes superiores pueden estar expuestos unos 3 o 4 mm. La incisión queda oculta en las fosas nasales, en un abordaje similar al realizado en una rinoplastia.

En caso de que sea necesario una rinoplastia con estrechamiento de las fosas nasales, el liplift será llevado en un segundo tiempo (de 3 a 6 meses después de la cirugía) para evitar problemas de vascularización en las zonas de cruce de las incisiones.