Liposucción de cuello

La liposucción de cuello y mandíbula es clínicamente uno de los procedimientos más gratificantes en la cirugía estética. Con un procedimiento corto, de bajo riesgo y relativamente barato, los pacientes pueden lograr un cambio muy significativo en su apariencia. Con los recientes avances técnicos, los resultados obtenidos con la liposucción pueden, en muchos pacientes, asemejar los efectos de un lifting.

¿Cuáles son algunos de los beneficios más comunes de la liposucción del cuello?

La liposucción de cuello se aplica para eliminar la grasa de debajo de la barbilla y para minimizar la apariencia de una doble mentón o papada. La liposucción no es una buena herramienta para tensar la piel y la eliminación de cantidades de tejido graso puede dejar la piel más flácid por lo que en estos casos se recomienda realizar un lifting.

¿Cuáles son algunos de los beneficios más comunes de la liposucción del cuello?

La cara y el cuello son generalmente las primeras características que percibimos cuando conocemos a una persona nueva, por lo que las mejoras en este área pueden dar lugar a un cambio significativo. El exceso de depósitos de grasa en la barbilla y el cuello puede dar la sensación de sobrepeso. Una de las mayores ventajas de la liposucción del cuello es el cambio que se experimenta con un procedimiento relativamente simple y con una cantidad limitada de incisiones.

Procedure of a liposuction of the neck

La liposucción de cuello se realiza de forma ambulatoria, dependiendo del estado general de salud y puede requerir hospitalización dependiendo de la cantidad de grasa que se extraiga. En caso de realizar un lifting facial o de cuello, al mismo tiempo que la liposucción del cuello, la operación se realiza bajo anestesia general y la estancia en el hospital es de 1 ó 2 días.

La liposucción de cuello se realiza generalmente con una cánula (un tubo estrecho) que está conectado a un dispositivo de vacío.Previamente el cirujano delinea las zonas precisas del cuerpo donde va a ser retirada la grasa. Si no desea someterse a anestesia general, se realizar la operación bajo sedación.

Durante la liposucción del cuello, el cirujano hace una pequeña incisión en la piel, generalmente en el pliegue debajo de la barbilla o detrás de los lóbulos de las orejas. La cánula se inserta y el cirujano tiene como objetivo romper los depósitos de grasa y esculpir el área según las proporciones deseadas. Una de las ventajas de la liposucción del cuello cómo método para eliminar la grasa del cuello es que los vasos sanguíneos, los músculos, los nervios y la sangre se mantienen intactos.

El proceso de recuperación de una liposucción

La mayoría de los moretones y la hinchazón deberían desaparecen en tres semanas. Tras una liposucción del cuello es común sufrir de un dolor en el cuello, así como de una sensación de quemazón, hinchazón, entumecimiento, formación de costras e incluso sangrado. Por lo general, el cirujano prescribe analgésicos para aliviar el dolor tras una liposución de cuello. Durante esetiempo usted va a usar un vendaje compresivo durante 1 semana después de la liposucción del cuello para asegurar que el cuello se mantiene firme.

Usted debe ver resultados visibles de su liposucción de cuello al cabo de dos o tres semanas, pero los efectos finales pueden apreciarse una vez transcurrido un periodo de seis meses a un año. En general, se puede esperar que cuanta más grasa sea eliminida, más tiempo tardarán en apreciarse los resultados finales.

Dado que el proceso normal de envejecimiento afecta a la firmeza y elasticidad de la piel, los pacientes mayores no pueden experimentar resultados tan significativos como los que suelen obtener los pacientes más jóvenes.