¿Cómo hablar con mi familia acerca de la cirugía de feminización?

Tiempo estimado de lectura: 2 min y 55 seg

 

Seguro que le has dado mil vueltas en tu cabeza antes de hablar con tu familia y/o seres queridos acerca de tus deseos de cirugías de feminización.

Incluso me atrevería a adivinar que aun no lo has hecho…

Familias con personas trans

Hablar de una operación de feminización facial con la familia puede resultar complicado, porque en el fondo, nuestra familia nos quiere y nos protege, y las cirugías suelen dar mucho miedo por el riesgo que conforman, aunque sea poco. 

LA TRANSICIÓN DE FAMILIAS Y AMIG@S

Puede que nuestra familia tienda a vernos guapas tal y como somos y seguro que dice que no necesitamos ningún cambio. Las personas a nuestro alrededor han comenzado la transición en el momento que conocieron la noticia, no han recorrido el silencioso camino que nos llevó a abrirnos al mundo exterior. Es por este motivo que quizás aun no estén preparad@s para acompañarte en los pasos que necesitas.

Pero tú sí que sabes que lo necesitas. Es por tí, por nadie más. Estás deseando que por fin la imagen que despide el espejo, sea con la que tú te sientes cómoda y te identifiques.

Ya que se trata de un aspecto tan importante de tu vida, es importante que plantees el tema con la familia lo antes posible y con mucha seguridad, pero debes tener en cuenta también que puede que te encuentres con una respuesta por su parte diferente a la que a tí te gustaría. Hay que respetarla, cada perosna que forma parte de una transición tiene sus tiempos.

APOYO ECONÓMICO DE LA FAMILIA

En muchos casos, también hay que tener en cuenta que a veces dependemos de nuestra propia familia para realizar la cirugía porque no tenemos dinero para afrontarla, con lo que debes hablar de la cirugía como una necesidad y debes enfocarte en lo bien que te va a venir hacerla, para que tu día a día sea más fácil y para que tu imagen se corresponda con quien tu eres en realidad. Tu objetivo es convencerles de que te ayuden a financiar la cirugía.

En el caso en que tú misma puedas hacerte cargo de pagar la cirugía y no necesites de su apoyo económico, debes hacer lo mismo, pero en este caso, no hay que poner tanta energía en convencerles sino más bien en informarles de lo que vas a hacer. Puesto que no solo el apoyo económico es importante, también el emocional.

Te aconsejamos que uses todos los recursos disponibles en nuestra web para hacerles ver a tus seres queridos el motivo por el que eliges FT para tu cirugía de feminización facial. 

UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS

Es una buena idea el mostrarles fotos de antes y después, que vean el equipo de cirujanos y enfermeras, con su larga trayectoria profesional y dedicación incansable a la calidad de vida de mujeres trans. Que sepan que tendrás el apoyo de una coordinadora en todo momento que será tu mano derecha durante el proceso. Que vean que hay otros profesionales de la salud que están presentes durante  el proceso como fisioterapeuta, psicóloga, acupuntor…

Hazles ver el cuidado tras la cirugía, que una enfermera te visitará todos los días si te alojas en la Villa para revisar que todo está bien. Cuéntales que hay sesiones grupales todas las semanas con la psicóloga

CONSULTAS EN COMPAÑÍA

Ofrece a tus personas cercanas la posibilidad de asistir a una skype informativa contigo.

Una de las mejores opciones es que vean los vídeos de las entrevistas que hemos hecho a madres de otras pacientes que ya han pasado por la cirugía y que acompañaron a sus hijas a Marbella. Así podrán ver ejemplos más cercanos, desde su propio punto de vista y se pueden sentir más identificadas y tomarlas como ejemplo.

En definitiva, ofréceles a ellos toda la información que a tí te ha hecho sentirte segura en todo el proceso de elección de cirujanos. Déjales que formen ellos también parte del proceso de toma de decisiones y pídeles su opinión.

Seguro que si consigues transmitirles la importancia de esta cirugía para tu calidad de vida y tu identidad, te apoyarán como en cualquier otra decisión positiva para tu bienestar.