Nervios antes de la cirugía de feminización

Tiempo estimado de lectura: 1 min y 55 seg

 

¿Sabes identificar tus síntomas de nerviosismo en un momento importante en tu vida?

 

A veces, no nos damos cuenta de que estamos nerviosas ante un evento cercano, pero sí que podemos prestar atención a señales físicas y emocionales que pueden aparecer en estos momentos.

 

 

Nervios Feminizacion Facial

El proceso de toma de decisiones

Enfrentarse a una cirugía de feminización facial no es pan comido, requiere tener paciencia hasta que llega, por fin, tu momento de la cirugía después varios meses de organización y preparación de la misma. 

Normalmente, la decisión de realizarte una FFS no es algo que haya surgido de la noche a la mañana, sino que habrá sido algo muy meditado y estudiado durante mucho tiempo. Es algo que deseas desde hace mucho, pero por un motivo u otro, no es fácil que esa decisión final llegue y se den los pasos necesarios para la esperada cirugía.  

Es precisamente esta espera la que hace que sea más fácil que los nervios estén a flor de piel en los momentos previos a la cirugía, incluso semanas antes.

 

Síntomas emocionales típicos del nerviosismo

Por ejemplo, podemos estar irritables y sensibles, que todo nos siente mal o que lloremos por cualquier suceso negativo por el que antes habríamos pasado sin más. Esta irritabilidad es normal y es señal de que algo te preocupa.

Simplemente sé consciente de ello y trata de controlar tus reacciones y hacerte ver a tí misma que todo es producto de los nervios.

Señales físicas de una persona nerviosa

Otra sensación, más física, es sentir que estás sobre activada, que tu corazón late deprisa, que no puedes estar relajada en tu sofá. Esta sobreactivación es la preparación que tu cuerpo necesita para enfrentarse a una situación desconocida hasta ahora, si es que no has tenido cirugías previas.

Si en tu caso has tenido otras cirugías con anterioridad, seguramente tu corazón late y estás sobreactivada porque sabes lo que implica un postoperatorio y una cirugía con anestesia general. 

Además de esta sobreactivación e irritabilidad, uno de los grandes síntomas del nerviosismo es el insomnio. La dificultad para conciliar el sueño, o para mantenerte dormida toda la noche es bien conocida por muchas personas. Esta reacción no es más que una señal de que tu cuerpo y tu cerebro están alerta, preparándose para lo que le espera más adelante.

Para poder solucionar este insomnio, trata de tener una buena higiene del sueño, no hagas cenas copiosas, vete a dormir leyendo un buen libro y no pendiente de la pantalla del móvil. También suele ayudar bastante hacer ejercicios de relajación y respiración.

 

¿Cómo diferencio el nerviosismo de la ansiedad?

Debemos distinguir todas estas sensaciones físicas y emocionales relacionadas con el nerviosismo, de las que acompañan a la ansiedad.

La ansiedad te hace sentir mucho peor físicamente, te hace sufrir opresión en el pecho, palpitaciones, sudores fríos, ganas de escapar o salir corriendo, miedo intenso a que algo malo ocurra, respiración entrecortada, mareos y palpitaciones.

Si bien es normal que te sientas nerviosa, no es tan común sentir ansiedad. La ansiedad es considerada un trastorno emocional y si la padeces, no deberías quitarle importancia y te recomendamos pedir ayuda de un profesional, porque seguramente no esté relacionada con la cirugía, sino con tu vida en general. 

 

En FACIALTEAM queremos ayudarte

En definitiva, con este blog sólo queremos transmitirte que es perfectamente normal y humano sentirte nerviosa ante la cirugía.
Si te apetece hablarlo más detenidamente con nuestra psicóloga y que te de pautas al respecto, no dudes en escribir a psychologist@facialteam.eu